Señalización que hay que conocer para garantizar la seguridad en el taller

En el taller existen riesgos que pueden minimizarse con una señalización y unos procesos de trabajo adecuados.

Road House

Road House

Las situaciones de riesgo en el taller disminuyen con una correcta señalización, clave para la seguridad tanto de trabajadores como de clientes. Seguir protocolos también tiene una influencia positiva.

Por la naturaleza de su actividad, en el taller surgen a diario situaciones de riesgo. Una buena señalización puede minimizarlas en gran medida, de modo que es muy interesante para el taller conocer a fondo la normativa al respecto.
El grupo distribuidor de recambios Serca ha recopilado los tipos de señalización que atañen a taller y la normativa que rige cómo deben ser estos iconos.

Señalizar adecuadamente, unido a una optimización de procesos y protocolos, es imprescindible para la seguridad no solo de los mecánicos, sino también de los clientes.

Tipos de señales por ubicación

Existen dos tipos de señalización según su ubicación: vertical y horizontal.

La primera tiene diversas formas, colores y pictogramas y se coloca en las paredes. La señalización horizontal es el conjunto de marcas de colores en el suelo que circunscriben una zona, por ejemplo la bandas diagonales amarillas y negras para prohibir el paso a las zonas de trabajo; las señalizaciones en los perímetros alrededor de elevadores y fosos para evitar tropiezos y caídas; los triángulos de advertencia para delimitar las zonas en las que puede haber agua o aceite y evitar resbalones, etc.

Tipos de señales por la información que aportan

  • Señales de prohibición: los carteles o señales verticales que informan sobre la prohibición de utilizar determinados productos deben tener fondo blanco, símbolo negro y bordes rojos.
  • Señales de advertencia: tras la actualización del Reglamento CLP, tienen forma de rombo y el pictograma sobre fondo blanco con bordes rojos. Es el caso de las señales de peligro por materiales inflamables.
  • Señales de salvamento: su objetivo es guiar al trabajador para que encuentre con facilidad los elementos de seguridad necesarios en un incidente concreto. Tienen el símbolo blanco sobre fondo verde o rojo y son cuadradas o rectangulares.
  • Señales de obligación: son redondas, con fondo azul y pictograma blanco. Su función principal es informar de la necesidad de utilizar determinadas protecciones para realizar algunas labores. Las que obligan el uso de protectores para cabeza, manos, oídos, vista o vías respiratorias son un buen ejemplo.

Es importante recordar la obligatoriedad de que una misma señal esté en tantas zonas como sea necesario.

Procedimientos que ayudan a mejorar la seguridad

Paralelamente a la señalización, una buena organización de los espacios de trabajo en el taller, sus correctas delimitaciones y su eficiente señalizado garantiza una considerable reducción de los incidentes a los que se exponen los mecánicos a diario.

Además, todo taller mecánico debe tener establecidos sus procesos de trabajo, de modo que se puedan corregir las acciones que hagan peligrar la integridad física de los miembros del taller.

Desde Serca insisten en que seguir una serie de pautas o protocolos permite concienciar a los profesionales del riesgo que corren en caso de no secundar las prevenciones necesarias. En ese sentido, “el uso del programas informáticos para talleres y tener un encargado responsable del cumplimiento de estas medidas pueden ser decisiones del todo acertadas”, concluyen.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.