Razones por las que los talleres tendrán un pico de actividad en primavera

Aire acondicionado, baterías, limpiaparabrisas, ruedas y suspensión protagonizarán una gran parte de las reparaciones en primavera.

Road House

Road House

Razones por las que los talleres tendrán un pico de actividad en primavera

La primavera de 2021 podría ser muy ajetreada para los talleres. Según datos de la UE y la EFTA, las matriculaciones en marzo, abril y mayo han aumentado en los últimos cinco años, por lo que las revisiones anuales, las inspecciones técnicas y los chequeos podrían coincidir con el aniversario de la compra original del vehículo, lo que llevaría sin duda más vehículos al taller.

Un año en el que además se suma la singularidad de la Covid-19 como probable influencia en las citas previas en el taller. Se estima que ya se produjo un aumento del 19% en las solicitudes de datos sobre revisión de vehículos comerciales ligeros entre el primer y tercer trimestre de 2020, a medida que se expandían los servicios de entrega en línea, que pronto alcanzarán su aniversario y requerirán asistencia. ¿Y cuáles son las principales operaciones que darían lugar a una primavera muy ajetreada en el taller?

¿Por qué los talleres tendrán más actividad en primavera?

La primera se relaciona con el aire acondicionado. Los vehículos aparcados largo tiempo acumulan humedad, que corroe las válvulas y degrada las juntas. Hay que tener en cuenta, además, que los vehículos deberían circular al menos una vez a la semana para que no se deteriore la batería. Y es que el frío empeora su rendimiento. Por ello, el taller debe valorar si ofrecer al cliente la sustitución anticipada de la batería si el vehículo no se ha usado periódicamente en invierno, algo que en cualquier caso ha dificultado tanto los confinamientos como el paso de la borrasca Filomena.

En cuanto a los limpiaparabrisas, el frío los agrieta y degrada. Las escobillas deben cambiarse una vez al año o cuando ya no hagan contacto con el parabrisas. Tampoco deben descuidarse los neumáticos: una presión inadecuada puede desgastarlos o dañar su estructura, y los baches pueden perjudicarlos y desajustarse la suspensión de las ruedas. Por eso hay que verificar que los neumáticos sean seguros y correcta su alineación. Además, hay que verificar el ángulo de caída, la altura de la carrocería, los neumáticos y los procedimientos de ajuste, al tiempo que los módulos de neumáticos y del sistema de control de la presión muestran las presiones correctas para cada tamaño de rueda y los procedimientos para restablecer los sistemas de supervisión de presión.

Finalmente, también los baches pueden dañar las llantas, muelles y componentes de la suspensión, o desalinear las ruedas, y es preciso comprobar estas piezas en la revisión de primavera. Aun estando el vehículo parado, puede fallar la suspensión por las grietas y corrosión. Por todos estos motivos, desde Road House recomendamos acudir a un taller de confianza para llevar a cabo cualquiera de estas operaciones de mantenimiento que podrían repuntar en primavera.

Posts relacionados

¿Quieres aparecer en Road House km0?

¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.