La nueva movilidad no va a destruir al taller

La nueva movilidad no va a destruir al taller, pero sí impondrá cambios que derivarán en la concentración del sector.

Road House

Road House

La nueva movilidad no va a destruir al taller. Esta es una de las principales conclusiones del Libro Blanco de la Posventa de Automoción, elaborado por el Aftermarket Club, que analiza la situación presente y futura del sector. Otra importante aportación del informe es que es el negocio de los talleres experimentará un proceso de concentración de empresas similar al que se está viendo en Estados Unidos y que ya está comenzando en el recambio.

Concentración o selección natural

José Armenteros, presidente de Aftermarket Club, afirmó en la presentación del Libro Blanco que “las necesidades de formación y de fuertes inversiones en tecnología harán que los talleres pequeños no puedan mantenerse. Desaparecerán por selección natural o se unirán a otros”.

Un matiz importante es que el taller va a tener tiempo para transformarse. Los cambios en la movilidad y su repercusión en los talleres son un hecho, pero ocurrirán de manera paulatina. El informe apunta que en la actualidad, el 5% de los vehículos matriculados es eléctrico y para 2030, el escenario más optimista prevé que esta cifra suba hasta el 35%. José Luis Gata, vicepresidente de Aftermarket Club, explica que “aun suponiendo que la totalidad de los nuevos coches matriculados fuera eléctrico, se tardarían veinte años en hacer desaparecer todos los vehículos con motor de combustión. Esto nos deja un amplio margen en el que ambos modelos coexistirán”.

Los ponentes recordaron además que esta transformación de la movilidad es necesaria, ya que en la actualidad el coche “está infrautilizado, supone el 45% de la demanda total de petróleo y los accidentes se cobran 1,3 millones de vidas al año en el mundo”.

Cómo afectarán al taller los nuevos vehículos según su tipología

Vehículo eléctrico: no afectará en ningún sentido a los talleres de chapa, pero sí a los de electromecánica, que tendrán que adaptarse y formarse en estas nuevas tecnologías.
Coche compartido: no afectará a ningún tipo de taller, dado que, aunque se prevé que haga desaparecer uno de cada dos vehículos del parque, incrementará un 40% las visitas al taller, ya que recorre muchos más kilómetros que un vehículo convencional.
Vehículo autónomo: se espera que disminuya la siniestralidad de manera drástica, “aunque hay que tener en cuenta que convivirá con coches convencionales, que seguirán teniendo accidentes y los involucrarán en ellos”, señala José Luis Gata. Los talleres más afectados por esta transformación serán los de chapa y pintura. Las previsiones apuntan a que se producirán un 70% menos de averías, pero repararlas será un 40% más caro.

¿Se reducirá el parque de vehículos?

Otro motivo de preocupación de los talleres respecto al futuro es la posible reducción del parque automovilístico debido a las nuevas tendencias socioculturales. Los autores del estudio aseguran que “la crisis hizo descender ligeramente el número de coches por familia, pero no así el interés por poseer uno. La posventa y sobre todo la venta son sectores cíclicos, ya que se comercializan bienes superiores (de los que se puede prescindir). Se espera que la cifra de venta de vehículos no vuelva a niveles de hace once años hasta el año 2025, pero lo acabará haciendo”.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.