Cuáles son las cinco averías más habituales tras el confinamiento

Baterías, revisiones vencidas, fallos en sistemas eléctricos o en el aire acondicionado están siendo las averías más habituales tras el Covid. Te contamos por qué.

Road House

Road House

Cuáles son las cinco averías más habituales tras el confinamiento

Confinamiento será, casi con toda seguridad, una de esas diez palabras que a finales de año se incluyan en el top 10 de más utilizadas en España los últimos doce meses. Un término que también ha protagonizado muchas conversaciones entre mecánicos y clientes debido a las averías habituales que están ocasionando, después de que estos hayan tenido que llevar sus vehículos al taller para su puesta a punto tras el confinamiento. No en vano, la inactividad no es un buen aliado para los automóviles, diseñados para circular con frecuencia más que para estar parados durante meses en una misma plaza de aparcamiento. Y es que la cantidad de sensores, líquidos, componentes o conductos tienden a dañarse si el vehículo no se mueve.

Averías más frecuentes

– Baterías: la sustitución de las baterías ha sido la operación estrella en los talleres mecánicos a partir de la desescalada. Miles de conductores se encontraron con que su vehículo no arrancaba tras semanas de inactividad. Y, aunque las recomendaciones sobre al menos arrancar el vehículo una vez a la semana se repitieron hasta la saciedad, las baterías en su final de vida útil ni siquiera son capaces de recuperarse una vez se descargan por completo. Se trata de una operación rutinaria para los talleres, pero tiene peligro no realizar la sustitución en centros de reparación, pues un error puede conllevar daños en centralitas y otros componentes electrónicos.

– Revisión atrasada: cinco millones de vehículos se quedaron sin pasar la ITV durante el confinamiento, una inspección que a menudo se hace coincidir con la revisión de mantenimiento anual en la conocida como revisión pre ITV. En cualquier caso, antes de las vacaciones es recomendable pasar por el taller para hacer una puesta a punto y viajar con seguridad en verano.

– Aire acondicionado: muchos conductores se han acordado de esa recomendación general que hacen los fabricantes de que hay que conectar el sistema de aire acondicionado de vez en cuando durante el invierno. Si a eso le sumas la inactividad, el resultado es humedad acumulada en el sistema y moho en los filtros del aire acondicionado y sus conductos, provocando fallos y malos olores.

– Fallos en componentes electrónicos: si habitualmente los coches modernos tienden a presentar problemas en sensores y sistemas electrónicos, con la inactividad se multiplican. E Igualmente ocurre con piezas eléctricas como bombillas, intermitentes, faros o luces de freno, que han protagonizado un buen número de operaciones tras el confinamiento.

– Filtro de partículas diésel: muchos vehículos de gasóleo, que siguen siendo mayoritarios en el parque móvil, han tenido problemas con el filtro de partículas, el cual debe regenerarse tras un uso escaso del automóvil. Es una operación relativamente común y sencilla, pero hay vehículos que pueden dejar de funcionar cuando salta este testigo en el cuadro de mandos o, al menos, limitan su operatividad.

Desde Road House recomendamos acudir a un taller de confianza para poner a punto el coche antes de las vacaciones, pero este año aún más tras detectar las cinco averías más habituales tras el confinamiento.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.