Consejos para atraer a los millennials al taller y mantenerlos fieles

Los millennials cuidan el precio, pero también consideran mucho los valores inmateriales. Por ello, hacerles sentir que el taller les va a ayudar a solucionar sus problemas es muy importante para ellos.

Road House

Road House

La generación de los millennials, los nacidos entre 1980 y 1996, se caracteriza por haber crecido usando las últimas tecnologías y manejar con soltura internet y las redes sociales. Al tiempo, como todas las generaciones, tiene unos valores propios que la distinguen de las precedentes. Para el taller, esto implica adaptarse a sus gustos e intereses para lograr que inviertan en el mantenimiento de sus vehículos y se conviertan en clientes habituales.

  1. Conexión personal. La mejor forma de ganarse a los millennials es crear una conexión personal con ellos y ganarse su confianza. Para ello, es preciso, en primer lugar, llegar a ellos. Las formas de buscar información y comunicarse de los millennials tienen características propias; emplean distintos canales online, como búsquedas en Internet o foros, y dan gran importancia a las recomendaciones de otros usuarios a la hora de elegir un taller de confianza.
  2. Precio. También es necesario cuidar el precio. Muchos miembros de esta generación concluyeron sus estudios en plena crisis económica y están acostumbrados a ajustar sus presupuestos. Por ello, siempre buscarán precios ajustados y ofertas para el mantenimiento de sus vehículos.
  3. Valores inmateriales. Asimismo, resulta importante ofrecer valores inmateriales. Las cosas que los millennials consideran valiosas y necesarias para su vida son menos tangibles que las de los conductores más veteranos.
  4. Marketing experiencial. Como consecuencia, hay que centrarse en la experiencia del cliente. El taller debe poner sus herramientas y tecnologías al servicio de una experiencia personalizada para sus clientes. No basta con conocer el nombre del cliente cuando acude al taller, sino hacer que la visita y el servicio ofrecido conformen una experiencia agradable y especial.
  5. Seguimiento. Por último, hacer un seguimiento personalizado. Por ejemplo, enviar un recordatorio con un cupón de descuento cuando el cliente tenga que hacer el siguiente mantenimiento. Esto hace que sepa que el taller está pendiente de él y que le va a ayudar a solucionar sus problemas, algo muy importante para los millennials. Mencionar el vehículo que conduce o para qué lo utiliza aporta un enfoque más centrado en una experiencia personalizada, que resulta más efectivo.

Atraer y fidelizar a los millennials es de gran importancia, teniendo en cuenta que se encuentran entre los consumidores más influyentes. Suelen compartir sus experiencias en redes sociales y plataformas de valoración de negocios, llegando a muchas más personas. Para un taller, ganarse su confianza es sinónimo de conseguir una difusión positiva para el negocio.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.