Así puede ayudar el smartvideo a explicar reparaciones complejas en el taller

En su afán por impulsar el negocio, aumentar la facturación y digitalizar procesos, el taller puede incorporar a sus herramientas de trabajo diario el smartvideo para explicar reparaciones complejas.

Road House

Road House

portátil en un taller mecánico

Fidelizar, aumentar la confianza de los clientes y mejorar su experiencia en el taller. Hace tiempo que estos tres objetivos pueden ir perfectamente de la mano en el trabajo diario del taller. Y es que el taller mecánico debe siempre luchar contra ese estigma que le ha perseguido, de no ofrecer demasiada información de sus operaciones y de cierto oscurantismo a la hora de reparar los vehículos. Así las cosas, una de las nuevas herramientas que puede utilizar el taller para mejorar la experiencia del cliente es el uso del smartvideo de forma frecuente.

¿Qué es el smartvideo?

Se trata de una herramienta que ya utilizan muchos talleres oficiales y que, sin duda alguna, debería implantarse de forma mucho más mayoritaria también en los talleres multimarca. Y es que está demostrado que los concesionarios que lo emplean para informar de las operaciones en los vehículos de sus clientes, reciben mejores notas en sus índices de satisfacción. El empleo de smartvideo gana adeptos en el sector del automóvil, en parte porque también ayuda a humanizar el proceso digital y mejorar la experiencia del consumidor.

Y es que según una encuesta de satisfacción realizada por CitNOW, los usuarios recomiendan el uso de dichas apps como herramientas de comunicación digital con los clientes, poniendo en valor la utilidad de las apps como ayuda a la mejora de la experiencia de cliente y aumentar la facturación. En concreto, para ocho de cada diez encuestados, este tipo de herramientas pueden ayudar al taller a incrementar su facturación media, siendo especialmente recomendables para explicar las reparaciones largas y complejas.

Quizá no para llevar a cabo operaciones más rutinarias como un cambio de neumáticos o un cambio de filtros o de aceite. Pero a la hora de realizar reparaciones de entidad y complejas, en las que además el profesional puede encontrarse con problemas o daños adicionales con los que inicialmente no contaba, supone una ayuda para explicar al cliente el estado de su vehículo y la operación a realizar.

Así, ya sea en directo o grabado para su posterior envío, el cliente podrá ver con sus propios ojos, al margen de que tenga o no los conocimientos necesarios, los detalles de la operación en su vehículo. Y no solo en caso de reparaciones, sino que el smartvideo también puede utilizarse para demostrar los procedimientos llevados a cabo a la hora de higienizar el vehículo para su entrega al cliente una vez reparado.

En definitiva, los talleres trabajan cada día para impulsar sus negocios, digitalizarlos y aumentar la confianza de sus clientes. Desde Road House siempre recomendamos acudir a talleres de confianza para llevar a cabo las operaciones de reparación y mantenimiento del automóvil. Y es indudable de que aquellos que usen el smartvideo en su día a día, ganan puntos para ser ese taller de confianza que todo conductor desea.

Posts relacionados

¿Quieres aparecer en Road House km0?

¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.

    ¿Quieres aparecer en Road House km0? 

    ¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.