Diagnóstico y problemas más frecuentes en el sistema de frenos de un coche

El sistema de frenado puede presentar una serie de problemas habituales relacionados con el pedal del freno, las pastillas o los discos. Bloqueos, aire en los frenos, pedal esponjoso.

Road House

Road House

En este post nos toca analizar hoy cuáles son los problemas y averías más habituales en el sistema de frenado de un coche. Sin duda el que un vehículo frene correctamente es uno de los factores, sino el más, de seguridad, tanto para los que viajen en el coche como para los que transitan en otros vehículos o son peatones cruzando una calle.

Comenzaremos con una inspección previa en el sistema de frenado

Previamente es conveniente una charla con el dueño del coche que nos informará sobres las impresiones que tiene al frenar y nos puede dar alguna pista.

Pedal

  • Poner el coche en marcha.
  • Comprobar si hay ruido o fricciones.
  • Pisar el pedal, el movimiento debe ser suave y volver a su sitio rápidamente sin ruidos.
  • A continuación pisamos el pedal con fuerza, el pedal se moverá de manera flexible pero firme.
  • Para saber si hay escape de líquidos de frenos hay que presionar el pedal durante 15 segundos y comprobar que no hay movimiento de dicho pedal.
  • Para saber si se encienden y apagan las luces de frenado también presionamos y soltamos ligeramente el pedal.

Latiguillos y tuberías

  • Levantar el capó y comprobar que no hay fugas.
  • Que las tuberías no estén dañadas o abolladas.

Desgaste de las pastillas de freno

  • Hay que revisar el vehículo cada 10.000 km.
  • Quitar la rueda delantera derecha para inspeccionar el desgaste de las pastillas de freno.
  • Si quedan menos de 3mm de pastilla utilizable hay que cambiarlas inmediatamente.

Problemas más frecuentes en el sistema de frenado

  • El pedal del freno hace más recorrido: Si lo hace es posible que el sistema de líquidos de freno esté en mal estado o tenga aire, tenga una fuga o que las pastillas estén desgastadas. Por tanto, habrá que purgar, rellenar el líquido de frenos o cambiar las pastillas.
  • El pedal del freno hace menos recorrido: Puede tener algunas piezas dañadas que intervienen en la extensión y retracción
  • Pedal de freno esponjoso: ¿Aire en el sistema de frenos? Las causas pueden ser que exista aire en el sistema hidráulico, el líquido sea inadecuado o esté contaminado por agua, el listón del caliper esté agarrotado, el latiguillo debilitado o la pinza gripada.
  • Pedal, muy duro: Con sensación de bloqueo del pedal de freno. El pedal ofrece mucha resistencia al pisarlo porque seguramente las pastillas están sucias impregnadas con líquido de freno o grasa. Otras causas pueden ser que el pistón esté gripado, el líquido tenga una cantidad inadecuada, las pastillas estén cristalizadas, los discos dañados o el servofreno que funcione mal.
  • Pedal con menor trayectoria: Se ha acortado el recorrido del pedal cuando frenamos porque la goma del cilindro maestro está hinchada, o el pistón del cilindro principal no vuelve a su lugar y también puede ser porque las piezas de retracción o extensión estén débiles.
  • Una rueda se bloquea: Esto puede deberse a que los rodamientos estén sueltos, que se hayan hinchado las gomas de los cilindros o que en esos cilindros se agarroten los pistones. Además otras causas de ese bloqueo en la rueda pueden ser alguna conducción obstruida, pastillas de freno defectuosa o el cable del freno de mano que se encuentre enganchado.
  • Vibraciones en el pedal del freno: Es probable que sea porque los rodamientos de las ruedas estén gastados o sueltos, o los discos estén alabeados. También puede ser que las pastillas y los discos estén en mal estado y que haya que sustituirlos.
  • Pérdida de eficacia en el frenado en caliente: Conocido como fading. Lo normal es que sea porque las pastillas de freno sean de baja calidad, por eso recomendamos las pastillas de freno de Road House y nos evitaremos ese problema. Además esa pérdida de frenado se puede producir porque las pastillas no hagan bien el contacto o el disco sea muy delgado.
  • El vehículo oscila hacia un lado: Aquí las causas son unas cuantas y variadas. Puede ser que las pastillas de un lado estén sucias con grasa o líquido de frenos, o que los neumáticos estén desgastados o sin mucho dibujo, las pastillas estén cristalizadas, el cilindro de la rueda esté bloqueado, el coche arrastre una rueda, tengamos holgura en la dirección o en sus rótulas, la tubería hidráulica esté tapada o doblada, o por último, que los discos y los amortiguadores estén en malas condiciones.
  • Los frenos vibran: Esto puede deberse a que las pastillas estén sucias con polvo, grasa o líquido, también no hay que descartar que este roto o debilitado el resorte
    o que los rodamientos estén sueltos, los discos alabeados, las ruedas se presenten desequilibradas o las rótulas figuren en mal estado.
  • Los frenos chirrían y hacen ruido: Vamos con las causas más probables. La lamina anti ruido puede estar rota, doblada o desplazada, también puede ser que se hayan incrustado en las pastillas partículas metálicas o polvo, que las pastillas sean de baja calidad (eso no ocurriría si fueran Road House); los soportes de sujeción estén débiles o rotos; los rodamientos de las ruedas, sueltos; que el pistón no retroceda correctamente, los discos se encuentren en mal estado y las pastillas se hayan degastado mucho.

Hasta aquí los problemas más frecuentes que nos podemos encontrar relacionados con los frenos. Por supuesto, recomendamos siempre las pastillas de freno y discos de freno RH.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.