La evolución de las correas de distribución

Los fabricantes prueban distintas soluciones para optimizar el funcionamiento de este componente fundamental para el vehículo como es el caso de las correas húmedas, que alcanzan una mayor vida útil.

Road House

Road House

Todo evoluciona en los coches modernos. Los focos se lo llevan las pantallas digitales, ayudas a la conducción o mejoras en seguridad que “venden” más en el apartado publicitario y del marketing. Pero eso no quiere decir que los sistemas y componentes mecánicos no sigan evolucionando para ofrecer cada vez más un mejor comportamiento. Es el caso de las correas de distribución, de cuya evolución a lo largo de los últimos tiempos vamos a hablar en las siguientes líneas.

Se considera que el de distribución es uno de los sistemas más resistentes del vehículo, hasta el punto de recomendarse su sustitución, por norma general y dependiendo del fabricante, por encima de los 120.000 o incluso 150.000 kilómetros de vida útil o diez años. Pero para que esa duración se cumpla, se necesita que esté en perfecto estado, más si cabe teniendo en cuenta la importancia que tiene este componente en el funcionamiento de los vehículos, así como en el consumo de combustible y la cantidad de emisiones contaminantes.

Reducir la pérdida de energía

Son varios los objetivos que se marcan los departamentos de desarrollo de los fabricantes para mejorar las correas de distribución. En primer lugar, reducir al máximo posible la pérdida de energía por fricciones e inercias. Y eso pasa por evolucionar, a su vez, los diferentes componentes del sistema. A saber, mejorar la gestión electrónica de bombas de refrigerante, así como los variadores eléctricos de árboles de levas y poleas desacopladoras de sistemas auxiliares.

La introducción de sistemas de gestión de correas accesorias que ya comienzan a montarse en motores híbridos suaves de última generación también pasa por ser una de los últimos avances en esta materia.

La optimización, asignatura pendiente

Pero si hay una asignatura pendiente por parte de los fabricantes es la de optimizar los recursos ya existentes, más allá de innovar en otros aspectos quizá de más difícil implementación. Así, Dayco está probando soluciones que pasan por las llamas correas húmedas, que se caracterizan por incluir un revestimiento de teflón por la parte dentada y por estar fabricadas con una goma de especial composición, con lo que se consigue mejorar su resistencia al aceite y a los vapores.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.