DOT 3, DOT 4, DOT 5… así se clasifican los líquidos de frenos

Las diferencias básicas entre tipos de líquidos de frenos están en su composición, punto de ebullición y viscosidad.

Road House

Road House

Las especificaciones para los líquidos de frenos empezaron a implantarse en los años 50. Con la especificación FMVSS 116, a principios de los 70, se introdujeron los grados DOT 3, DOT 4 y DOT 5, los más usados por los fabricantes de vehículos. Ahora bien, ¿qué diferencias existen en las características y condiciones de uso de cada uno?

Los líquidos DOT 3 están elaborados a base de éteres de glicol, más baratos. Deben cumplir estos requerimientos: punto de ebullición seco de 205 ºC, punto de ebullición húmedo de 140 ºC y viscosidad de 1.500 cSt. Absorbe el agua con facilidad, por lo que pierde más rápido sus propiedades y facilita la corrosión en el sistema de frenos.

Los líquidos DOT 4 también se basan en éteres de glicol, pero contienen borato de ésteres, que aumenta algunas propiedades como puntos de ebullición húmedo y seco, a 155 y 230 grados, respectivamente. Los fluidos de frenos que cumplen esta norma son más estables y son los más utilizados comercialmente. Aunque su punto de ebullición es más alto cuando empiezan a funcionar, en el momento en el absorben agua ese punto desciende más rápido que en los DOT 3. Su viscosidad es de 1800 cS.

Diferencias entre DOT 5 y DOT 5.1

Los líquidos DOT 5 tienen un punto de ebullición de 260 ºC y una base sintética, por lo que nunca se deben mezclar con los DOT 3 o DOT 4. Están diseñados para vehículos que pasan largo tiempo sin moverse. Los fabricantes no suelen recomendarlos por la baja solubilidad del aire de sus bases, que dan una sensación esponjosa al pedal de freno. No confundir nunca con el DOT 5.1.

Los líquidos DOT 5.1 son líquidos de frenos DOT 4 que cumplen con los estándares del nivel DOT 5 respecto a punto de ebullición y viscosidad. Se pueden mezclar con fluidos DOT 3 y DOT 4 sin problema. En muchos casos se les denomina DOT 4 Plus o Super DOT 4 porque absorben mejor la humedad. Su punto de ebullición seco es de 270 ºC, en húmedo de 180 ºC y una viscosidad de 900 cSt. Esta baja viscosidad es su principal defecto, puesto que aumenta el riesgo de que se produzcan fugas en el circuito de frenos.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.