Consejos para evitar que el taller parezca siempre sucio y desordenado

Paredes y techos limpios y blancos, iluminación LED, carros de herramientas, protectores para el interior, ropa limpia o limpiar y ordenar al terminar son consejos para que el taller dé buena imagen.

Consejos para evitar que el taller parezca sucio

La profesionalidad o la rapidez son factores fundamentales a la hora de que el conductor elija un taller en detrimento de otro. Pero, cada vez más, se tiene en cuenta también la imagen. No solo referido a cómo devuelve el taller el vehículo, pues muchos centros lo entregan perfectamente limpio, sino también la propia imagen del taller. Es ahí cuando entra en juego la limpieza y el orden.

Hay muchos factores que dificultan que el taller pueda estar (o dar la sensación de estar) sucio y/o desordenado. Ejemplos de ello son la suciedad que el vehículo va acumulando a su paso por la carretera que se queda en los bajos y en los neumáticos, el polvo que provocan los frenos, los gases que ensucian techo, paredes y luminarias haciendo el taller más oscuro o la mecánica que tiene grasas, lubricantes, combustibles y diferentes líquidos que ensucian el suelo.

A ello se suma la maquinaria del taller o las herramientas, así como las piezas viejas, envases de líquidos a medio uso, embalajes de recambio nuevo, etc… Todo ello repercute en una apariencia de desorden y de un lugar de trabajo descuidado para ojos de alguien que lleva su coche al taller y es ajeno al sector.

No basta con que la sala de espera, si la hay, esté limpia, sino que es necesario que también lo esté el lugar donde vaya a estar el coche. Por ello, te ofrecemos estos consejos:

¿Cómo puede el taller parecer más limpio y ordenado?

  • Preferible una pared limpia y vacía, que con carteles viejos. A ser posible, que la pared y el techo estén limpios, para lo que hay que pintarlos, siempre de blanco, con frecuencia.
  • Que el taller no parezca una cueva. Si no entra luz solar, al menos que la iluminación sea LED.
  • Evitar derrames de líquidos en el suelo y, si se producen, limpiar inmediatamente. Así, no solo se gana limpieza, sino también que el líquido pueda dañar la superficie.
  • Imprescindible carro de herramientas cerca y que esté ordenado. Se gana eficiencia y productividad. Y recomendable un segundo carro de apoyo para las piezas viejas, recambios o para tener los envases de líquidos.
  • Imprescindibles los protectores para el interior en volante, palancas de cambios, asientos y alfombrillas. Igualmente, usar cubrealetas, que además de proteger el vehículo, crea una buena percepción del cliente.
  • Tras terminar con un vehículo, antes de pasar al siguiente, con ayuda del carro auxiliar, es recomendable guardar las piezas viejas, tirar los embalajes de los recambios nuevos, volver a dejar los útiles y herramienta en su sitio y barrer.
  • Dedicar 15 minutos, al final del día o al principio, para limpiar el suelo y los bancos de trabajo. Hacerlo solo el viernes a última hora no basta.
  • Atención a la ropa de trabajo. Cambiarse de mono o de camiseta cuantas veces sea necesario durante el día para atender al cliente con buen aspecto.

Posts relacionados

¿Quieres aparecer en Road House km0?

¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.

    ¿Quieres aparecer en Road House km0? 

    ¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.