Consejos ante posibles inundaciones o fuertes rachas de viento en el taller

Ante posibles inundaciones o fuertes rachas de viento, desde Protección Civil recomiendan tomar diferentes precauciones. ¿Cómo lo hacemos en el taller? Las repasamos.

Road House

Road House

Consejos ante posibles inundaciones o fuertes rachas de viento en el taller

El paso de la borrasca “Filomena” puso de manifiesto lo vulnerable que puede llegar a ser la sociedad ante fenómenos naturales de extrema violencia. Pese a lo excepcional del fenómeno, precipitaciones de grandes magnitudes, que no tienen por qué ser de nieve, sino simplemente de lluvia, sí que son mucho más frecuentes en nuestro país. Lluvias torrenciales son habituales en la costa levantina y fuertes rachas de viento se pueden dar en cualquier zona geográfica de España, motivo por el cual, los talleres deben tener ciertas precauciones ante la llegada de fenómenos meteorológicos de gran magnitud.

Desde Road House queremos dar a conocer con esta información proporcionada por Protección Civil sobre cómo los talleres pueden evitar inundaciones en el taller cuando se produzcan situaciones atmosféricas impredecibles, ya sea por la nieve al derretirse como en los días posteriores a “Filomena”, lluvias torrenciales o fuertes rachas de viento.

Recomendaciones ante fenómenos meteorológicos

Así, la primera recomendación que hace este cuerpo de servicio público es revisar con cierta periodicidad el estado del tejado, especialmente si se trata de una nave o local con bastante antigüedad, así como comprobar el estado de las bajantes de agua de edificios y de los desagües próximos a las instalaciones del taller. Además, por simple precaución se recomienda retirar cualquier objeto, herramienta o maquinaria del interior o del exterior, que pueda en un momento dado ser arrastrado por el agua y tapar los desagües encargados de evacuar el agua.

En la misma línea, las autoridades recomiendan con antelación elevar, en la medida de la posible, bidones, bolsas de almacenamiento de residuos, baterías y cualquier otro producto tóxico del taller. Pero, en caso de que los consejos anteriores no hayan sido suficientes y la fuerza de la naturaleza haya provocado una inundación en el taller, se antoja imprescindible abandonar cuanto antes los sótanos y plantas bajas, así como desconectar la energía eléctrica, utilizando linternas para el alumbrado. Además, no debería utilizarse ningún coche en estas circunstancias, por el peligro que conlleva.

Si el problema es que se puedan producir fuertes rachas de viento fuerte, se aconseja tanto cerrar y asegurar puertas, ventanas, toldos y todos los elementos exteriores del taller como retirar aquellos en alfeizares, terrazas, azoteas, tejadillos, etc. que puedan caer y provocar accidentes. En general, se trata de comprobar cualquier peligro potencial de desprendimiento, como haríamos en nuestra vivienda, no solo para reducir el impacto y las pérdidas económicas en lo material, sino y más importante, para evitar riesgos de salud para clientes o trabajadores.

Por último, a la hora de realizar los desplazamientos al trabajo, recomienda prestar atención a los avisos y condiciones meteorológicas, sujetar firmemente el volante y evitar tanto las altas velocidades como las maniobras bruscas.

Posts relacionados

¿Quieres aparecer en Road House km0?

¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.