La aparición de ruidos en el motor del vehículo puede tener diversas causas

En el compartimento del motor pueden aparecer ruidos que se deben a causas diferentes que aquí os explicamos.

Road House

Road House

La aparición de ruidos en el motor del vehículo puede tener diversas causas

Hoy nos vamos a centrar en el blog km0 en ese ruido que a veces se escucha en el motor de los vehículos. En algunas ocasiones llegan hasta nuestros talleres clientes que comentan que cuando arrancan el coche por las mañanas escuchan un “tic” en el compartimento del motor y con el paso de los días ha ido en aumento. Se preguntan ¿a qué puede deberse?

En primer lugar el compartimento del motor contiene un gran número de componentes. Una vez que el motor arranca, se ponen en marcha también el generador, el tensor, y muchos otros elementos. Cuando cualquiera de estos componentes falla o necesita cambiarse, tienden a producirse vibraciones y ruidos.

Causas más comunes del ruido en el compartimento del motor

A: El frío desajusta las piezas

Muchos son los componentes que forman el motor, y la mayoría de ellos se aflojan y desajustan con el uso y el desgaste. A bajas temperaturas, estos desajustes se acentúan debido a la contracción de los elementos metálicos con el frío. Así que en las estaciones en las que disminuyen las temperaturas ciertas piezas del motor colisionan entre ellas provocando ruidos. Sin embargo, una vez que el motor se caliente, los espacios entre las piezas podrían desaparecer, y los ruidos con ellos.

B: Fallo en el taqué hidráulico

Si el taqué hidráulico hace ruidos extraños puede que esté excesivamente desgastado por su contacto con la válvula hidráulica, que libere presión rápidamente o que no le llegue combustible suficiente. Todos los casos anteriores pueden provocar que haya demasiados espacios entre el taqué y la válvula, y que, por tanto, se produzca un fuerte “tic” cuando estas dos piezas chocan. Si el ruido desaparece cuando el motor se calienta, el problema no es serio. Si el ruido prosigue, se debería comprobar el estado del taqué hidráulico y el de la lubricación del motor, por ejemplo, habría que comprobar que el aceite y el filtro se han cambiado correctamente.

C: Fallo en el cojinete del tensor

Los accesorios del motor (tales como el generador, el compresor y la bomba de dirección) suelen estar dirigidos por la misma correa, lo que puede resultar una sobrecarga de la misma. La correa está fabricada de goma y tiende a darse de sí con el tiempo y el uso. Con el objetivo de mantener la estabilidad, el tensor puede ajustar automáticamente la tirantez de la correa.

El tensor viene equipado con unos cojinetes de rodillos que pueden fallar tras un uso prolongado, ya que este cojinete soporta una gran fuerza lateral cuando el motor está en funcionamiento. Si se sospecha que es el tensor lo que provoca el ruido, la solución puede ser quitar la correa y girar el cojinete del tensor. Si al hacerlo se escucha un ruido y se siente que el cojinete puede estar obstruido, significa que debe cambiarse inmediatamente.

El tensor y la correa deben sustituirse juntos para prevenir que, por ejemplo, un tensor viejo pueda estropear una correa nueva. Para determinar si debe cambiar la correa se debe comprobar si ésta presenta grietas.

D: Fallo en los cojinetes de la polea del generador

La polea del generador viene también equipada con cojinetes. Si estos cojinetes se atascan, además de producir ruidos, aumentan la carga de la correa y aceleran su deterioro.
El cojinete de polea del generador debe cambiarse tan pronto como empiece a hacer ruidos extraños, o la correa se romperá. Una vez que la correa se rompa, dejarán de funcionar tanto el generador como otras piezas.

Generalmente, cuando el cojinete de polea del generador se daña, debe sustituirse toda la unidad del generador y esto sale bastante caro. Por este motivo, es mejor asegurarse de que se ha identificado la causa del ruido antes de hacer cualquier tipo de reparación o cambio.

En general, los ruidos en el compartimento del motor nos indican que alguno de los componentes del motor no funciona correctamente, y que debería repararse antes de causar más daños a otras piezas y por tu propia seguridad al volante.

Lo que debemos recordar es que el conductor, normalmente, no cuenta con los conocimientos ni la experiencia necesarias para solucionar el problema que causa el ruido, por lo que recomendamos en Road House es siempre acudir a un taller a la hora de realizar cualquier tipo de inspección o de reparación que pueda ser necesaria.

Posts relacionados

¿Quieres aparecer en Road House km0?

¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.