Cómo diagnosticar fallos en el circuito de climatización del vehículo

Dependiendo de si el aire acondicionado no se activa, si ha bajado su rendimiento, hace ruidos o produce mal olor, se pueden diagnosticar las distintas averías que sufre el sistema de climatización.

Road House

Road House

fallos climatización vehículos

Con el verano y las altas temperaturas, llega a los talleres la temporada de climatización y aire acondicionado, que supone un número importante de entradas y de facturación para el sector de la posventa. Sobre el papel, una noticia siempre positiva para los reparadores. Sin embargo, los avances en los sistemas de climatización hacen cada vez más complicadas estas reparaciones, por lo que es necesario conocer, no solo las nuevas tecnologías, sino los métodos para poder diagnosticar algunos de sus fallos más frecuentes.

El circuito del aire acondicionado se encarga básicamente de enfriar el aire del exterior del vehículo para después introducirlo al interior a la temperatura solicitada por el conductor o por los pasajeros. Su principio de funcionamiento se basa en los cambios de temperatura que se dan dentro del fluido una vez que los sometemos a aumentos o disminuciones de presión. De ahí que, para que el sistema funcione de forma correcta, sea necesario llevar a cabo un correcto mantenimiento del filtro deshidratador, del filtro antipartículas del habitáculo y del evaporador y condensador, además de mantener la carga de refrigerante adecuada dentro del circuito y que, por supuesto, no haya fugas.

A través del análisis de los síntomas que se presentan se puede realizar un diagnóstico previo. Así, por ejemplo, si el aire acondicionado no se activa, hay que comprobar si la cantidad de refrigerante es adecuada, si el interruptor de presión está arrojando una señal válida, y si en el embrague tanto la parte electromecánica como la propiamente mecánica se encuentran en buen estado. Si todo lo anterior estuviera correcto, podría ser fallo de un nivel muy bajo de combustible en el depósito o una temperatura extremadamente baja.

El segundo procedimiento se basa en comprobar si existe un bajo rendimiento del sistema. Para ello, si el vehículo enfría el aire que deja entrar al interior, pero con menos fuerza, habrá que verificar es el correcto mantenimiento del filtro del habitáculo y que no esté colmatado.

Si no es ese el problema, los siguientes pasos son comprobar si existe falta de refrigerante, si el evaporador está en buen estado, si la válvula de expansión está bloqueada, o si el filtro deshidratante está saturado.

Otros métodos de diagnósticos son los ruidos y el mal olor. Para el primero, hay que comprobar si el ventilador del habitáculo o los actuadores del sistema de climatización funcionan correctamente, para después revisar tanto la correa de servicios como el giro libre del compresor sin ruido, que no tenga agarrotamientos ni partes duras.

Por último, si existiera mal olor al activar el sistema, lo primero es comprobar el filtro del habitáculo, pero si está en buen estado con mantenimientos correctos, puede ser problema de desagües de la caja de aguas del vehículo obstruidos.

Road House recomienda que ante una avería en el vehículo se acuda siempre a un taller mecánico de confianza. Recuerda, RH siempre con el taller.

¿Quieres aparecer en Road House km0?

¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.

    ¿Quieres aparecer en Road House km0? 

    ¿Qué hace a un buen taller destacar? Cuéntanos tu historia y aparece en Road House km0.