Claves de la diagnosis por Passthru

La diagnosis por Passthru consiste en realizar la diagnosis original de los fabricantes mediante un interfaz compatible.

Road House

Road House

Claves de la diagnosis por Passthru

Hace años que los talleres multimarca ya no solo realizan la diagnosis a través del conector EOBD (European On Borard Diagnosis). A la hora de realizar operaciones como lectura y borrado de códigos de avería, lectura de parámetros, test de actuadores, puestas a cero, ajustes y codificaciones, ya no solo requieren de equipos multimarca para realizar la diagnosis, sino que pueden pagar a determinados fabricantes para disponer de la información necesaria para llevar a cabo las reparaciones.

La diagnosis por Passthru es un concepto al que los talleres ya tienen que estar habituados, pues se basa en realizar la diagnosis original del fabricante mediante un interfaz compatible con la normativa SAE J2534. Hay que tener en cuenta que en Europa o Estados Unidos, los fabricantes están obligados a ceder información de sus vehículos al taller independiente, así como el software de diagnosis, por lo que esta no es privada al 100%. Estos centros de reparación pueden pagar por adquirir esta información y por utilizar la diagnosis original del vehículo. Un servicio que permite competir con los talleres oficiales, en principio en igualdad de condiciones.

¿Cómo podemos utilizarla?

Para poder utilizar este tipo de diagnosis, los profesionales deben acceder a la web del fabricante en cuestión y darse de alta en el servidor como centro independiente. Un primer paso que, eso sí, ya tiene un coste y no es igual en todas las marcas. Pero una vez completado, el taller ya dispondrá de un usuario y contraseña para poder acceder a la información técnica previo pago y otro para el software de diagnosis.

A continuación, hay que instalar el software de diagnosis en un ordenador, proceso para el que hay que conectar un interfaz compatible para Passthru, y es aquí donde interviene el J2534, estandarizado por la sociedad SAE, que regulariza las características de hardware y de software que tienen que cumplir los interfaz para poder conectarse a través del servidor de cualquiera de los fabricantes. En este punto, cada marca tiene un idioma que entiende la máquina original del servicio oficial, lo que se conoce como “protocolo”.

De esta forma, los talleres multimarca tienen a su alcance una posibilidad más para llevar a cabo reparaciones que habitualmente se llevan los talleres oficiales. Sin embargo, es fundamental elegir bien a qué fabricantes se quiere dedicar el taller, para saber manejar bien y conocer todos los detalles de ese software de diagnosis, saber realizar las actualizaciones precisas, cómo hacer que se reconozca el puerto, etc. Por poner algunos ejemplos, existen el Ista de BMW, que se contrata por horas; el Techstream de Toyota, que se compra por días; o el software de diagnosis de PSA, el Gearbox, que se adquiere por una duración de una semana pero para un solo chasis.

Posts relacionados

Repara las averías más frecuentes en los frenos

Guía con los problemas y soluciones más habituales, por los especialistas de Road House.

Más contenidos relacionados en Road House km0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    ¿QUÉ NECESITAS?

    ¿Seguridad? ¿Frenos? ¿Consejo experto en seguridad y aftermarket?
    Ideas útiles para el profesional del taller y el aftermarket.